Como empezar sin gluten. Y creértelo.

empezar
La persona que me inició en este mundo fue una madre de la guardería.
Su segundo hijo, que iba a clase con el mío, también era celiaco, al igual que su hermano mayor.
Fue la que me encendió la bombilla con un:
-“A mi hijo le pasaba lo mismo y resultó ser celiaco”
-“Vaya fastidio”, le dije yo
-“Bueno, no es para tanto. Claro, que el tuyo no tiene por qué serlo”.
Pero lo fue.
Desde entonces, me reconfortaba tenerla cerca para consultarle, y a mi hijo le reconfortaba tener un amigo con sus mismas necesidades en clase.
Todavía recuerdo la primera conversación con ella cuando le confirmé el diagnóstico:
-“¿Has tirado ya la harina?
-“No, todavía no”
-“Pero si es lo más barato. No pierdes tanto”
-“Creo que no es tema económico. Es más psicológico”
Me miró con cara de extrañada.
Esa misma noche tiré toda la harina con gluten a la basura. Y empecé a hacerme a la idea.
Anuncios

Un pensamiento en “Como empezar sin gluten. Y creértelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s