Un día de diario más especial que un festivo. Restaurante Barandales.

El otro día, escribía en su blog celiaca inquieta, experta catadora de restaurantes madrileños sin gluten, su visita a Barandales, un restaurante en el barrio de Ibiza de Madrid (aquí su opinión).

Hacía mención a no haber probado el menú del día y por tanto no poder escribir sobre ello. Así que me atrevo a coger el relevo de esta opinión y tratar de complementarla con nuestra visita en día de diario, con menú del día, y visita en festivo. En ambas ocasiones, con niños.

Nuestra primera experiencia en Barandales fue en una fiesta señalada (era un día del padre, creo recordar). Fuimos con un menú cerrado, y pensamos que como el único celíaco era el niño, o bien comería algo del menú si lo adaptaban, o le pedíamos algo aparte. Por ser el día que era, el restaurante estaba hasta arriba, los camareros algo desbordados.

Nos acomodaron. Al tener ya el menú cerrado, no nos trajeron carta, salvo la infantil, para poder pedir a los niños. Y vimos que incluía fritos, arroz con tomate, pollo empanado… Preguntamos qué podían adaptarle y nos dijeron que del menú cerrado no podían adaptar ningún plato, y que del menú infantil podía tomar el arroz con tomate y el pollo, sin empanar. Como digo, los camareros parecía no dar abasto. Ya habíamos tardado bastante en que nos tomaran nota. Una pregunta al camarero nos llevaba varios minutos hasta que conseguíamos atraerle a la mesa. Y no quisimos arriesgarnos a solicitar de nuevo una carta, de adulto, para ver si encontrábamos algo más de variedad, volver a elegir, volver a llamar al camarero y que nos tomara nota. Así que le pedimos el pollo y el arroz.

Nos fuimos con un sabor agridulce. Al fin y al cabo, habíamos elegido este restaurante por la oferta sin gluten y nos fuimos después de pedirle un arroz blanco con tomate y un pollo a la plancha. Culpa nuestra, seguramente, que nos confiamos demasiado, que no llamamos antes, que no pedimos la carta de adultos con suficiente tiempo, que elegimos un día con mucho público.

Tardamos en volver.

La segunda vez, fuimos en día de diario. El menú del día no es especialmente barato, pero tiene mucha variedad y los platos son muy ricos. En esta ocasión, nos sorprendió la cantidad de platos aptos para celiacos. El menú tenía cinco o seis primeros y cinco o seis segundos. Y todos ellos, salvo una ensalada de pasta, eran aptos. Pedimos un menú para ellos, que compartieron. Les dijimos que nos trajeran primero y segundo a la vez para ellos, y así lo hicieron.

El local es muy agradable, al igual que los camareros, esta vez no tan agobiados por el exceso de público. Fueron muy atentos, especialmente con los niños. Y la comida francamente rica.

No ha sido la única vez que infantil y celiaco parecen dos palabras incompatibles en una carta. Y después de varias experiencias, te paras a pensar que, dentro de la oferta sin gluten, los menús infantiles están un poco olvidados. Y que posiblemente ofrecer una media ración para un niño es suficiente oferta para ellos. Entre los platos del menú, recuerdo que lo que más le gustó, y así pidió, fue un risotto de setas. No hay que olvidar que aunque pequeños, también tienen un paladar, y es positivo ir educándolo. Claro, que no siempre son capaces de terminar una ración de adulto.

Barandales
C/ Menorca, 31
Madrid
915572152
http://www.barandales.es

Anuncios

2 pensamientos en “Un día de diario más especial que un festivo. Restaurante Barandales.

  1. Igual ya te he comentado esto en alguna ocasión, a mi me da la otra sensación, que celíaco y adulto no se tiene en cuenta en algunos sitios. En Marina d’Or u otros sitios vayas al hotel que vayas es menú infantil… hay alguien que aún no se ha enterado que no solo son celíacos los niños pequeños 🙂

    Creo que esto forma parte de la “mala educación” a la hora de decidirse un restaurante a hacer platos SIN GLUTEN. A ver si poco a poco se van poniendo al día y se enteran más 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Está claro que donde come un adulto, come un niño y no necesariamente al revés. Reconozco que nunca nos ha pasado encontrar menú celíaco infantil pero no adulto.
      En nuestro caso, y aunque no siempre es así, pagar como adulto cuando se es niño celiaco suele ser un extra más cuando vamos a comer fuera.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s