Nuestro viaje a Mallorca sin gluten

Hace unos días nos escapamos a Mallorca. Partíamos de cero, porque no lo conocíamos. Íbamos pocos días, así que básicamente íbamos a descansar y relajarnos. Estuvimos por la zona norte. Aun así, tampoco estuvimos quietos.Palma, sin embargo, nos queda pendiente para la siguiente vez que vayamos

Visitamos pocos restaurantes, pero suficientes para conocer la cocina de allí, y sin gluten (bueno, sorteando la alemana, que como llegamos a ver, también ofrecen applestruddle mallorquín).

RESTAURANTES:

En Cala Radjada:

  • Café Noah. Justo en frente del puerto. No tienen carta específica sin gluten, pero adaptan sus platos. Lo único, que hay que avisar con 24 horas de antelación para que lo puedan preparar.

Avda Amèrica, 1-2
www.cafenoahs.com
+34 971 81 81 25

En Portocristo:

  • La Magrana. Situado en una plaza, es un sitio pequeño pero con una terraza interior muy acogedora. Tienen marcados los platos sin gluten en la carta (recuerdo por ejemplo carpaccios de varios tipos, noodles). Fuera de carta, nos ofrecieron una pasta con boloñesa, que pedimos, y era de las caseras con sabor, con tomate frito que se veía todavía en trocitos, y una carne que bien podían ser albóndigas en salsa. Cocina muy rica.

Plaça Carme, 15
 971 55 69 74

En Can Picafort:

  • Restaurante Es Mollet: Uno de esos restaurantes que descubres gracias a la dieta sin gluten. De los que su cocina es natural, con productos frescos. Nos comimos un arroz con verduras, del que todavía recuerdo su sabor. Y un helado de almendras casero, que sabía a turrón. Nos ofrecieron cambiar los platos del menú para tener más opciones. Y encima, con una carta de pizzas sin gluten de todo tipo. Y bien de precio. Más que recomendable.

Carrer del Fuster Felícia, 38
971850566. 
www.esmollet.com

ACTIVIDADES:

Si te gusta la playa, vas a disfrutar. Agua cristalina, arena blanca, playas bonitas, calas. Y además, nos dio tiempo para hacer un par de visitas:

  • Cuevas de Artà. En un entorno precioso. Sólo las vistas ya merece la pena la visita. La cueva se recorre a pie, se pasa por bastantes estancias. Y el recorrido es suficientemente largo, subiendo y bajando escaleras o pasando por zonas abovedadas.
  • Castillo de Capdepera No es el único, pero sí el que nos quedaba más cerca. Impresiona pensar que esa fortificación se construyó para dar refugio a toda la población de la región. Las vistas desde lo más alto, preciosas.

Nos quedó mucho por visitar. Supongo que ya tenemos excusa para volver en alguna otra ocasión.

En breve, publicaré la planificación que hicimos para ir. Nos quedamos con ganas de probar más, pero se nos acabó el tiempo y no nos quedó otra que volver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s