Viaje sin gluten al valle de Cabuérniga, en Cantabria.

Otra escapada al norte, esta vez a Cantabria. No íbamos buscando playa. Así que nos adentramos en el valle de Cabuérniga. Si te gusta la naturaleza, la tranquilidad, y no te importa demasiado que llueva alguno de tus días de vacaciones, éste es un destino ideal. Desde uno de los pueblos más bonitos de España, como te cuentan orgullosos en Bárcena Mayor, hasta plena naturaleza adaptada a todo tipo de público, donde llegamos a encontrar huellas de animales.

Cabuérniga

No era una zona con una oferta demasiado amplia sin gluten, pero moviéndonos en coche para ir a comer, no echamos en falta nada y comimos bastante variado.

RESTAURANTES:

En Bárcena Mayor:

  • Restaurante La Solana. Tenían menú a diario y fin de semana. Las legumbres del menú (cocido montañes y fabes con chorizo) no tenían gluten. Y tampoco las carnes a la brasa. De postre, nos ofrecieron helado. Está bastante concurrido, al estar en un pueblo tan turístico. Por eso, conviene reservar antes de ir.
Calle Iglesia, 25- Bárcena Mayor
Tf. 647 87 45 74

En Correpoco (municipio Los Tojos):

  • Hotel restaurante Casa Lucas. Cocina tradicional. Cuidan el producto. Te comentan en el momento qué pueden adaptarte de la carta. Nos ofrecieron también pan sin gluten.

Carretera general s/n, Correpoco
Tf. 942 70 60 92

20170812_150552

Nos ofrecieron trucha salvaje, y no nos pudimos resistir.

En Cabezón de la sal:

  • Restaurante Cabrojo. Menú del día, raciones. Variedad, amables, buen precio. Aquí puedes ver el comentario que hice en su momento. Nos dio de comer más de un día.

20170809_154237

Avenida de San Ignacio 71,
Cabezon de la Sal, -CabrojoCantabria
Tel. 942 708 534
www.cabrojo71.com/restaurante-cabrojo

En Selores:

  • Hotel restaurante Camino Real de Selores. Más pensado para una cena especial que para comer a diario.

Casona Palacio Camino Real de Selores
Selores, Cabuérniga
Tf 942 706 171
http://www.caminorealdeselores.com/restaurante

ACTIVIDADES:

Lo que más hicimos en este valle es disfrutar de la naturaleza. Hay distintas rutas. Y en general, se tienen bosques de todo tipo de árboles, ríos, praderas. Un lugar perfecto para desconectar.

Además, hay también otras actividades, para combinarlas con los paseos:

  • La Fuentona, en Ruente. Es un nacimiento de un río. Se ve cómo mana agua directamente de la pared de roca. Lugar místico y ligado a antiguas leyendas. El pueblo es origen de varias rutas. Tienen un punto de información donde nos ofrecieron rutas e información de todo tipo muy completa. Así que es un lugar bonito para visitar antes de comenzar a caminar.

 

  • Bárcena Mayor. Un pueblo rústico, auténtico, con casonas de piedra. Caminar por él es una maravilla. Tan bien conservado, que no permiten que los coches caminen por él. Tiene un aparcamiento bastante grande a la entrada, donde hay una caseta de información. También salen varias rutas desde el pueblo. Si se atraviesa y se cruza el puente que hay al otro lado del pueblo, la ruta dirección a Ozcaba tiene desnivel pero atraviesa bosque. Antes del puente, sin cruzar el pueblo, se puede seguir otra ruta con menor desnivel siguiendo el curso del río.
20170808_122224

El restaurante donde comimos, un ejemplo de la arquitectura de allí

  • Bosque de Secuoyas, en Cabezón de la Sal. Traídas de América, y plantadas para obtener su madera, se dejaron finalmente sin cortar viendo que no crecían todo lo rápido que se esperaba. No es un bosque grande, pero sí impresiona. Un paseo cortito, donde se puede disfrutar de auténticas secuoyas gigantes.
  • Poblado Cántabro, en Cabezón de la Sal. Es una reproducción. No hay restos arqueológicos, ni es una zona donde hubiera existido alguno. Pero hacen visita guiada, con reproducciones de utensilios, armas. Y hay posibilidad de taller después de la visita, para los pequeños.
  • Zona recreativa y ruta fácil. Tomando la desviación hacia Ucieda, desde la carretera general Cabezón de la Sal- Ruente, y pasado el pueblo de Ucieda, continuamos la carretera, que se estrecha varios kilómetros hasta llegar a una zona donde se puede aparcar, con pradera, columpios y un bar para tomar un helado. Siguiendo la “ruta de los puentes” llegamos a un panel explicativo donde indican una ruta por pasarela. No es muy larga, se adentra en el bosque y si, como nosotros, tienes la suerte de pasar después de 2 días de lluvia, puedes topar con huellas de animales frescas.

Como se puede ver, no es necesario salir del valle para disfrutar de variedad. Aun así, siempre se puede coger el coche para ir a la costa si la echamos de menos, o hacer alguna excursión de 1 día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s